Compártelo ahora
Rate this post

Los cuatro socios del exministro boliviano de Gobierno Arturo Murillo, que están siendo juzgados ante la Justicia de Estados Unidos, se han declarado culpables de los cargos de blanqueo de capitales y sobornos en relación con la compra de materiales para las fuerzas antidisturbios durante la Administración de la expresidenta interina Jeanine Áñez.