Compártelo ahora

Un juez estadounidense ratificó una sentencia que obliga al ex presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada a pagar una indemnización de 10 millones de dólares por una masacre