Compártelo ahora

El preparador de arqueros de San José, Nery Quintana, invitó a Rodrigo, un niño que vendía bolos (helados) para participar de una sesión de entrenamientos y quedó sorprendido por el talento del infante. Nadie le quitaba la sonrisa y la alegría al joven porterito, ya que tuvo uno de los días más felices de su vida. Con unas abarcas de calzado, vestido con pantalón oscuro, chompa y un chulo de lana en la cabeza, Rodrigo vivió un martes distinto. Mientras ofrecía sus bolos, se animó a participar de la invitación que le hizo el profesor Quintana y mostró sus dotes de arquero.

FUENTE: DISCULPEN ERA BOLIVISIÓN NO MULTIVISIÓN BOLIVISIÓN: https://www.redbolivision.tv.bo/

RED UNO: https://www.reduno.com.bo/