Compártelo ahora

Un año después de anotarse alegremente en el discurso del ‘masivo fraude electoral en Bolivia’, el papel de los grandes medios queda en una posición muy incómoda tras la amplia victoria electoral de Luis Arce.