Compártelo ahora

Las dosis llegaron en contenedores denominados termobox que fueron sometidos a un sistema de cadena de frío para no afectar su eficacia. A finales de diciembre pasado, el Gobierno firmó un contrato con Rusia para el abastecimiento de 5,2 millones de dosis de la vacuna Sputnik V con el objetivo de suministrarla de forma gratuita y voluntaria a la población boliviana. Ese acuerdo establecía el envío inicial de 6 mil dosis para aplicarlas inmediatamente al personal de salud que se encuentra en primera línea en la batalla contra el COVID-19. El objetivo del Gobierno es inmunizar al cien por ciento de la población vacunable con más de 15 millones de dosis, entre las vacunas Sputnik V, de AstraZeneca-Oxford y las suministradas a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).