Dos bolivianos intentan escalar socialmente haciendo pequeños negocios relacionados con el tráfico de drogas. En sus intentos, se verán inmersos en problemas de todo tipo con narcotraficantes, autoridades corruptas y otros personajes oscuros.

El filme boliviano más taquillero de la década de 2000 es esta cinta de Rodrigo Bellot (“Sobreviviendo a Goliat”), una película de carretera que refleja la gran diversidad de la sociedad boliviana actual y su profunda fragmentación social causada por los problemas económicos y las injerencias de grandes corporaciones internacionales en el país.

La cinta, que hace gala de un estilo visual propio del cine de Quentin Tarantino y Guy Ritchie, fue también la primera rodada con cámaras digitales de alta definición en el país sudamericano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here